¿Cuáles son las principales causas y consecuencias del bullying?

Causas y consecuencias del bullying

Primordialmente, las causas del bullying están reposados en la educación de los niños, además, se entiende que, pueden haber innumerables causas externas presentes y puede generar en las víctimas consecuencias aún difíciles de predecir.

Por lo general existen tres causas principales que, pueden contribuir al bullying, unas son personales o internas de la persona, otras provienen del claustro familiar y otras están directamente relacionadas al espacio escolar.

Desde el punto de vista personal

El acosador se ve en una posición de superioridad, bien sea por sus dotes físicos, intelectuales o sociales, por lo general esta posición la alimenta la compañía de otros agresores, quienes alimentan la voluntad de hacer bullying.

Por otra parte, el perfil de la víctima colabora a este hecho, puesto que el comportamiento que suele tomar es de forma pasiva, este no posee la capacidad o conocimientos sobre cómo reaccionar en estos casos, siendo blanco fácil de los abusos de sus compañeros de clases.

El bullying siempre estará enfocado a ver que, la víctima esté mal y afectada, socavando su integridad moral y física.

Por otra parte la motivación personal del agresor suele venir de los criterios de su hogar, siendo intolerante a cosas como la posición social, la raza, el género, entre otros factores que pueden terminar en una situación de discriminación.

Desde el entorno familiar

Muchas veces hay faltas tanto en los familiares del agresor como en los de la víctima, enfocados en su dinámica familiar, costumbres, conflictos o simplemente inobservancia de los hechos o situación del bullying, a continuación se describen de cerca los escenarios.

¿Cuáles son las principales causas y consecuencias del bullying?

Familia del agresor

En el claustro familiar del agresor, suele haber disfunción familiar, peleas o maltrato entre los familiares, incluso separación del matrimonio que suele afectar la personalidad y dinámica de la vida familiar del joven, ocasionando que este asuma comportamientos que no son propios, producto de la frustración familiar.

Si el joven agresor, recibe maltrato en su hogar o es este espectador de ambientes de mucha violencia, tenderá a llevar este ejemplo a la escuela, en algunos casos es solo una copia social de lo que este vive en casa, en otros casos es un desahogo que, el joven busca maltratando a sus compañeros de clase que él considere más vulnerables.

Familia de la víctima

En el entorno familiar de la víctima, suele haber falta de preparación para este tipo de hechos, el joven no sabe qué hacer o cómo reaccionar, ya que en su hogar no se maneja esa clase de violencia y los padres no han instruido al joven en cuestiones de métodos de defensa asertivos y libres de violencia contra el acoso escolar.

Por otra parte suele existir mucha relajación por parte de los padres, estos no suelen darse cuenta de los abruptos cambios en la personalidad del niño, por lo que no suelen darle importancia, cabe destacar que, el joven víctima muchas veces llega a sufrir el acoso de forma silenciosa.

Desde el entorno escolar

Suele haber falta de vigilancia por parte de las autoridades académicas, presentando falta de preparación frente a estos escenarios, por otra parte suele haber relajación de los hechos, no prestando el soporte necesario para atender la situación de bullying.

El profesor, debe coordinar con la dirección del instituto para notificar todo hecho o escenario de acoso escolar que se esté desempeñando dentro del mismo, muchas veces el profesor y sus acciones puede marcar la diferencia en estos casos.

A su vez la falta de campañas informativas sobre el bullying, no exactamente desencadena los escenarios del mismo, pero contribuyen a no evitar el bullying en la escuela, muchas veces el problema radica solo en la madurez del agresor, es decir, este no entiende la magnitud del daño que causa por no recibir la educación adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *